MINDFULNESS EN EL TRABAJO

En el clima económico actual, se nos pide mejores resultados con menos recursos, trabajar más horas para gestionar la creciente carga de trabajo.  Trabajar en una cultura en la que el tener estrés es considerado como algo positivo es contraproducente y aplicar Mindfulness en el trabajo puede ayudarnos a reducir la reactividad y a operar con mayor creatividad.

Los beneficios neurológicos del mindfulness se asocian a un incremento de la inteligencia emocional, especialmente la empatía y la auto-regulación emocional. El desarrollo de estas áreas del cerebro incrementa nuestra habilidad para manejar los conflictos y a comunicar con mayor efectividad. El mindfulness también nos aporta herramientas para “parar y ver” y considerar perspectivas alternativas en lugar de simplemente reaccionar ante los desafíos usando las áreas de nuestro cerebro “menos inteligentes  para tomar decisiones. El Mindfulness nos ayuda a re-conectar con las zonas más evolucionadas de nuestro cerebro para devolvernos el control de nuestras emociones, permitiéndonos elegir la respuesta más apropiada al contexto y las circunstancias.

Muchas empresas en el mundo ya están ofreciendo a sus empleados entrenamientos en Mindfulness. En el caso de Google el programa se llama “Busca en tu interior” (Search inside yourself), su estructura es parecida a la del MBSR y hay lista de espera cuando se abren las convocatorias 4 veces al año. Pero la gran tecnológica no es la única: Toyota, Bank of America, Starbucks y Deutsche Bank son otros ejemplos. Y ya en nuestro país empresas innovadoras y abiertas al cambio transformador se han lanzado a esta aventura: Caser, Repsol, Meta4, Unidad Editorial, GSK y otras muchas PYMES como Azvase y Persei Consulting entre otras.

Y abundan las comunidades internacionales que se reúnen en conferencias como la aclamada Wisdom 2.0 en las que las grandes tecnológicas se reúnen con los maestros de la Consciencia para explorar simbiosis beneficiosas y cómo hacer un uso consciente de la tecnología.

En un artículo publicado en 2012 en el New York Times, Richard Fernández, director de desarrollo ejecutivo y psicólogo de formación afirma después de seguir el entrenamiento en Mindfulness que “…introducir Mindfulness en el lugar de trabajo no impide que haya conflictos, pero cuando surgen desafíos complejos, las personas con este entrenamiento son más capaces de reconocerlos y manejarlos con pericia. A lo largo del tiempo, con este entrenamiento, aprendemos a desarrollar nuestros recursos internos que nos ayudarán a manejarnos a través de las dificultades con mayor soltura, confort e ingenio.”

Drucker-with-glasses-290x290En la charla del “International Executive Development Center in Slovenia,1996” P. Drucker – experto en Management y genial maestro y escritor durante más de 5 décadas- nos regala una reflexión importante: “Todos los libros de Mangement, incluídos los que yo mismo he escrito, se enfocan en gestionar a otras personas. Pero no puedes gestionar a otros a menos que no sepas gestionarte a ti mismo antes. El recurso vital más crucial que tienes como ejecutivo y como manager eres “tú mismo”; a tu organización no le va a ir mejor que a tí mismo”.

Resultados de “Mindfulness en el Trabajo”

Los participantes de estos programas reportan una disminución del 29% en los síntomas del estrés percibido y un incremento del:

  • 26,5% en “actuar con conciencia”
  • 13% en la “eficacia personal y profesional”
  • 26% en sus “habilidades de observación”
  • 25% en la “no-reactividad y capacidad de dar respuesta”
  • 22% en el “no actuar basado en los pre-juicios sino en la experiencia”

“Mindfulness en el Trabajo” es un entrenamiento destinado a movilizar los recursos internos del participante para aprender, crecer y cuidar de sí mismos, realizando cambios positivos en sus actitudes y conductas que derivarán en un incremento de la eficacia, claridad, compasión y empatía. El objetivo es la integración de estas capacidades y habilidades en el lugar de trabajo.

Las últimas investigaciones en neuroplasticidad demuestran el modo en que el cerebro puede cambiar en respuesta a un entrenamiento sistemático en Mindfulness. Y está demostrado científicamente que la práctica de entre 20-40 minutos diarios produce resultados sorprendentes en el bienestar de las personas (Lee el artículo completo en: Mindfulness practice leads to increases in regional brain gray matter density delPsychiatry Research: Neuroimaging journal (pdf).

La práctica regular del Mindfulness incrementa la capacidad del cerebro de auto-repararse y desarrollar nuevas conexiones neuronales. Pero el enfoque de “o lo usas o lo pierdes” que se da en nuestro físico también es aplicable a nuestro cerebro así que lo más importante para desarrollar Mindfulness es la práctica continuada; por ello, los programas de Mindfulness en el trabajo tienen un plan de entrenamiento progresivo destinado a integrar la práctica en la vida.

El formato del programa  “Mindfulness en el trabajo” es el siguiente: Una sesión orientativa (2 horas), 10 sesiones semanales (2 horas) y un día de prácticas (8 horas).

Desde Eus3 ofrecemos programas de “Mindfulness en el trabajo” o a medida*.

Si está interesado/a en un programa de Mindfulness para su lugar de trabajo, no dude en escribirnos a info@eus3.es

*Podemos personalizar el programa en función de sus necesidades; trabajaremos juntos para determinar qué formato es apropiado para su organización o grupo.